Cada día que pasa se acerca más la primavera. Y si vas a salir de vacaciones o a la playa, seguramente una de tus preocupaciones es: ¿qué traje de baño voy a usar?

Hay ciertas características que debes buscar dependiendo de tu forma de cuerpo. Debes tener cuidado con los cortes, los colores, los adornos y las dimensiones del traje de baño para que, a menos de que tengas una silueta perfecta, el bañador no resalte tus defectos, sino tus atributos. Estos factores se aplican en los bikinis, trajes de baño completo y tankinis.

Una regla importantísima a la hora de ir a la playa es: No elijas el que se le ve bien a tu amiga o está de moda; ¡el traje de baño te debe hacer lucir bien a ti! Debe haber suficiente tela que cubra tus zonas “de riesgo” y que destaque tus atributos para crear un equilibrio visual. No todas somos iguales ni podemos usar lo mismo. Aquí te presentamos un breve resumen de los que mejor le lucen a cada tipo de cuerpo, así que no te aferres a un modelo y sigue los siguientes consejos para que te veas espectacular:

 El traje de baño completo nunca falla si hay kilitos de más y además es una de las grandes apuestas de reconocidos diseñadores para esta primavera, aún para flaquitas.

Les queda bien a casi todos los tipos de cuerpo sin importar peso o edad, y es de especial ayuda para las mujeres con sobrepeso en la zona del vientre. Si este es tu caso, elígelo en colores obscuros, puedes optar también por llevar estampado en la zona del busto si tienes poco.

Si eres de espalda ancha, prefiere que la parte atrás sea alta con tirantes gruesos y evita el escote tipo “halter” o de listón que amarras detrás del cuello.

 

 

El traje de baño tipo envolvente es ideal si tienes un tipo de cuerpo con poca cintura, talle corto o mucho busto; busca también que tu traje de baño tenga cortes que te resalten y marquen visualmente con diseños asimétricos.

Evita los trajes de baño completos que sean lisos o con rayas horizontales pues no te beneficiarán, salvo que seas muy delgada y acinturada.

 

 

 

Si eres de cadera ancha y de torso delgado a medio, o poco busto, busca que la parte inferior del bikini sea obscuro o de un solo color y liso, pues ayudará a disimular la dimensión de tus caderas. Además debes considerar que las tiras de los costados de la cadera deben ser anchas y que la parte de atrás cubra bien tus glúteos.

Para tu busto pequeño agrega estampados y colores más llamativos en la parte superior del bikini. Si tienes cadera ancha, prefiere los de corte de pierna “francesa” o diagonal, a los muy rectos que reposan justo sobre el huesito de la cadera, pues es la parte más ancha de tu cuerpo.

 

 

 

Si eres muy delgada y quieres generar volumen en tu cuerpo, opta por trajes de baño completos y con estampados medianos a grandes, que visualmente te generarán un cuerpo más voluminoso o curvilíneo. Si además eres de espalda o torso muy estrecho, el cuello halter te ayudará a ensanchar esta zona.

 

 

 

 

 

Si tienes un cuerpo bien balanceado, es decir, hombros y cadera del mismo ancho con cintura definida, y sin sobrepeso, ¡eres muy afortunada ya que puedes usar cualquier traje de baño y optar por todos los estampados que quieras! Solo si eres muy bajita cuida que los estampados sean más bien pequeños.

 

 

 

 

 

Si tienes algo de pancita, busca un tankini que tenga estampados en la parte superior y cuello halter, para que simule un busto más grande y a la vez el top disimule los kilitos de más y estilice el abdomen.

El tankini de calzón liso y top con diseños sirve tambien para equilibrar una caderas grandes.

Si eres voluptuosa o curvilínea pero con poco busto y sin lonjitas, un bikin como el de la foto es adecuado, pues los frunces del top agregan volumen a tu busto y el bikini no es demasiado pequeño.

 

 

Por otra parte, si tienes hombros anchos y cadera estrecha, busca bikinis que sean lisos de la parte superior, evita que sean tipo strapless y prefiere que tenga tirantes gruesos. Los estampados, olanes y colores claros o lazos úsalos en la parte inferior para generar volumen en esta zona y hacer que tus torso y hombros no luzcan tan anchos.

Una regla importantísima a la hora de ir a la playa es: No elijas el que se le ve bien a tu amiga o está de moda; ¡el traje de baño te debe hacer bien lucir a ti! Debe haber suficiente tela que cubra tus zonas “de riesgo” y que destaque tus atributos para crear un equilibrio visual. No todas somos iguales ni podemos usar lo mismo. Aquí te presentamos un breve resumen de los que mejor le lucen a cada tipo de cuerpo, así que no te aferres a un modelo y sigue los siguientes consejos para que te veas espectacular: