Tu estilo no es lo único en lo que debes de fijarte al elegir tu ropa. Para que esta te ayude a lucir mejor, es necesario que tomes en consideración la forma de tu silueta y proporciones de cuerpo. Por ejemplo, determinar si tus piernas son largas o cortas, tu torso alargado o corto, así como si tu complexión es ancha o angosta.

Aquí te damos algunos consejos:

A) Si tus piernas son largas y tu torso es corto, te recomendamos usar blusas largas y pantalones que terminen al tobillo o a media pantorrilla (capri); puedes combinarlos con flats o ballerinas para que se vea en donde termina la pierna y dar la ilusión óptica de que tanto tu torso como tus piernas están equilibradas. Es importante que no lleves las blusas fajadas o dentro del pantalón ya que solo evidenciaras lo corto de tu talle. Además si quieres disimular la zona del abdomen, los blusones son una opción perfecta ya que son holgados. Evita usar tops cortos o sacos tipo bolero. El uso de un solo color tanto en blusa como pantalón, hará parecer tu torso más largo además de hacerte ver más delgada. Los collares úsalos hasta la altura del busto, no muy largos.

B) Si tus piernas son cortas y tu torso es largo, opta por blusas que lleguen a la altura de donde empieza el pantalón o puedes meter tu blusa dentro de este, pero si quieres disimular el abdomen, te recomendamos utilizar un suéter, chaleco o chamarra sobre tu ropa. Evita las prendas largas en el torso como las túnicas o blusas-vestidos pues acortaran demasiado tus piernas. Te recomendamos usar pantalón a la cintura pues esto marcara mejor tu silueta y alargara tus piernas. Si tienes piernas lindas, aprovecha, pues las minis son para ti.

C) Si tus caderas son anchas, evita llevar pantalones con rayas horizontales o jeans deslavados de los costados. Tampoco te convienen los pantalones a la cadera. Cuando quieras realzar o dar volumen a alguna parte de tu pierna debes tomar en cuenta que el deslavado siempre ensanchara la parte en donde se lleve puesto.

D) Si tus piernas y tu torso miden lo mismo, entonces tienes un cuerpo balanceado; lo único que debes procurar es que se alargue un poco más la parte superior del cuerpo con collares largos, blusas que terminen un poco más abajo de lo que empieza el pantalón sacos o chamarras a la cadera y pashminas que cuelguen sobre el torso, esto con el fin de generar un punto de interés en tu silueta y que no luzcas demasiado equilibrada o plana en tu arreglo.

Lo más importante es que si tienes muchas actividades durante el día, puedas sentirte cómoda y lista para cualquier momento, pero sin dejar de verte bien. Estos consejos te harán lucir mejor y te ayudaran a que en el momento de tus compras tomes en cuenta tu tipo de cuerpo y proporciones y así no gastes en prendas que no te favorezcan.

foto-blogarticulo1